Galletas de avena, plátano o manzana

2014-04-10 10.05.58 (2)
Galletas de avena y manzana

Una manera de incorporar los cereales en la alimentación de nuestros bebés es en forma de galletas. Un formato de galleta que resulta rápido, sencillo y fácil para manejarse para nuestros peques son las galletas de avena y fruta. El tiempo y temperatura dependerá de vuestro horno. Veréis que la textura final no es dura queda en formato sólido pero con una textura blandita para el bebé. Podemos hacerlas y conservarlas en un tupper hermético en la nevera 2/3 días.

RECETA

1 vaso de bebida vegetal de avena, 1 vaso de avena en copos( yo compro copos suaves y los hay precocidos), y 1 manzana golden o 1 plátano bien maduro.

Triturarlo todo, si la consistencia es demasiado líquida podemos añadir más avena en copos. Coloca un papel de horno sobre la bandeja del horno y colocar porciones de la masa en todo el papel. Yo las hago a 180 º C unos 15 minutos, pero depende del horno marcar la temperatura y el tiempo.

 

 

Anuncios

Y ahora…¿qué le leche le doy??

Son diversos los organismos oficiales que recomiendan lactancia materna exclusiva a demanda hasta los 6 meses de edad, entre ellos la OMS y lo reafirmó la Academia Americana de pediatría en el año 2012. Cuando hablamos de lactancia materna exclusiva quiere decir que no se recomienda incorporar alimentos sólidos, o líquidos antes de los 6 meses. Diversos estudios muestran los beneficios de la lactancia materna y su carácter protector ante enfermedades como exponía Julio basulto en su artículo: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentos_a_debate/2014/01/07/218872.php

Todo y eso muchas familias pueden haber tomado la decisión de alimentar con leche artificial, o hacer lactancia mixta, ya sea por decisión propia o por incorporarse al mundo laboral tras la excasa baja maternal de la que disponemos. Sea como fuera, aún haciendo lactancia materna, artificial o mixta se aconseja lactancia exclusiva durante los 6 meses a demanda del bebé.

La Alimentación complementaria debería incorporarse según las necesidades nutricionales , por la madurez neurológica y por el interés que muestre el niño.

No es recomendable ofrecer leche de vaca a los bebés menores de 1 año ya que contiene un exceso de proteínas, sodio y potasio en que unos riñones inmaduros no serían capaces de tolerar correctamente y puede provocar sobrecarga renal, además de provocar pérdidas de sangre oculta. La leche de vaca es un producto bajo en hierro con ph alcalino, y dada su elevada concentración en caseína, calcio y fosfatos dificultan la absorción de hierro.En cambio la leche materna tiene mayor biodisponibilidad(menor proporción en caseína, ph más ácido y menor concentración de fosfatos). Algunos profesionales  como la pediatra Amalia Arce que comentan en su blog  que: las recomendaciones actuales hablan de hacerlo a los 12 meses de edad del bebé, aunque hay cierta evidencia -y otros países la introducen antes- de que hipotéticamente no habría demasiado problema en adelantar algo su introducción. Antes de esa edad, se pueden ofrecer otros derivados lácteos como el yogur o el queso fresco -sin añadir azúcares- , ya que al estar fermentados tienen mejor digestibilidad. Se pueden introducir con seguridad a partir de los 8-9 meses. 

Si el bebé sigue con lactancia a demanda no es necesario incorporarle ningún lácteo (yogurt o queso) antes del año, aunque existen diversas opiniones al respecto, en mi opinión y en la diversos autores y organismos oficiales la leche materna es infinitamente mejor que cualquier otra leche.

A partir del año el bebé podría comenzar a tomar leche de vaca , por supuesto si seguís con lactancia a materna o artificial seguimos a demanda. En el caso de que tome biberón se aconseja ir pasando a beber esa leche artificial en vaso( de manera progresiva) ya que se ha observado que los niños pueden consumir cantidades excesivas de leche y puede comportar riesgos nutricionales como menor ingesta de alimentos y desarrollo de ferropenia(anemia) ya que sacia su apetito con la leche y desplazan la ingesta de sólidos.

niña bebiendo leche

Según la EFSA y la Academia Americana de pediatría (AAP) se recomienda una ingesta de leche al día equivalente a 300-500ml al día lo equivalente a 2 vasos de leche al día.

Según la ponencia presentada este mes de febrero en el 13º curso de actualización de pediatría “la ley del péndulo en torno a la leche en la dieta infantil” se manifiesta que :

“la nutrición en edades tempranas de la infancia puede influir en resultados posteriores de salud, incluyendo el sobrepeso. Parece que una ingesta escesiva en proteínas programa negativamente los principales componentes del llamado “sindrome metabólico”(ÍNDICE DE MASA CORPORAL, PRESIÓN ARTERIAL, Y LÍPIDOS SANGUÍNEOS) lo que promueve la aceleración del crecimiento, mientras que un crecimiento más lento protege de la enfermedad cardiovascular”

Se está observando un consumo excesivo de proteínas  ya desde la edad infantil, y muchas provienen de la leche y productos lácteos que a la vez contienen exceso de azúcares.

Observamos que:

la leche de vaca entera contiene:63 kcal/100g 3,6 g de grasas de las cuales saturadas 2,5

la leche de vaca semi contiene 46 kacla/100g 1,6 g de grasa de las cuales 1,1 saturadas

la leche desnatada contiene 34 kcal/100g meos del 0,5 g de grasa de las cuales saturadas 0,2

Tanto en la leche de vaca entera, semi y desnatada la prsencia de Hidratos de carbono es en torno a 4,7 -4,8g.

yogurt natural

El yogur natural contiene 58 kcal/100gr 2,9 g de grasa el contenido en proteínas es similar a la leche en torno a 3-3,9 gramos y algo menor el contenido en hidratos de carbono unos 4g., la palma de la grasa se la lleva el yogurt griego con un aporte de 123 kcal con un contenido de grasas del 10gr .

Hasta aquí bien pero cuando se analiza preparados como:

Actimel de fresa: 88kcal/100gr , danonino de fresa: 100kcal/100g , natillas danet:111kcal/100gr o petit suisse para llevar:116 kcal/100gr

Este aporte tan elevado de kcal proviene en su mayoría por el alto contenido en azúcares en torno a los 12,8 y 17,8 gr( recordemos que un yogurt natural contiene 4gr de hidratos de carbono)

Con todo esto cabe plantearse como padres que elección debemos hacer a la hora de ofrecer un postre o merienda a nuestros hijos, debemos tener la información para ofrecer lo más saludable a nuestros hijos. Es demasiado habitual que muchos bebés consuman estos productos incluso antes del año, y ya estamos evidenciando que no son “alimentos” para nada aconsejables ni saludables. Se consumen en exceso en detrimento de ofrecer alimentos tan saludables como son las frutas.

Ahora bien , como hemos dicho, a partir del año los bebés pueden comenzar a tomar lácteos leche de vaca o productos derivados como yogur (ofrecer yogur natural sin azucarar) y queso ( burgos, requesón mató, queso tierno, evitando semis y curados, por alto contenido en grasa saturada, y sal), pero….

¿Es necesario comprar “leche de crecimiento”?

La OCU en diversos informes ya comenta que no son para nada necesarias ni tan saludables ya que para mejorar en muchos casos el contenido en lípidos de las mismas y mejorar su palatibilidad se añaden azúcares o miel, lo que los convierten en productos cariogénicos y condicionan el paladar de nuestros hijos hacia sabores más dulces. Además según la EFSA los niños europeos no presentan carencias en los micronutrientes suplementados en estas leches(hierro, zinc,ácidos grasos omega 3, DHA…) con lo que no se recomiendan, además de que tiene un coste bastante más elevado. Como dice Julio Basulto no sabemos si estas leches de crecimiento son para crecer a lo ancho o a lo alto, a parte de suponer un gasto extra para muestreos bolsillos.

¿Necesitamos un “guión escrito”para llevar a cabo BLW?

20160217_123653Algo está moviéndose en el mundo de la salud, de la nutrición infantil,cada vez son más las familias que quieren llevar a cabo una crianza desde una vertiente denominada más respetuosa, dentro de este enfoque está el Baby Led Weaning. Estas familias optan en ocasiones por obtener información externa a las consultas de pediatría porque en múltiples ocasiones, existe un desconocimiento sobre qué es y qué implica BLW, y no pueden satisfacer las necesidades de información de estas familias sobre este tema. Estas familias buscan información en redes sociales, consultan con familiares o conocidos que  han llevado a cabo BLW o lo están poniendo en práctica, recurren a bibliografía y a referentes mediáticos a nivel nacional sobre el tema como Julio Basulto (autor de “Se me hace bola”, Carlos González (autor de “mi niño no me come” ,o a nivel europeo como Gill Rapley (autora de  “El niño ya come solo”) y otras familias optan por acudir a talleres y charlas presenciales que se llevan a cabo en sus poblaciones o via online. Normalmente existe bastante información sobre la metodología pero es importante también conocer el aspecto nutricional para asegurar una correcta alimentación de nuestros peques, así como tener conocimientos en primeros auxilios para llevar a cabo maniobras ante un atragantamiento.

2014-04-10 10.05.58 (2)
Galletas de avena y manzana

El pasado 6 de febrero de este mismo año se realizó el 13º curso de  ACTUALIZACIÓN DE PEDIATRÍA de la AEPAP . En esta Jornada se presentó la ponencia: “El paso de la teta a la mesa sin guión escrito. Baby Led Weaning ¿ventajas?, ¿riesgos? donde se plantean dudas sobre si Baby Led Weaning puede conllevar un mayor riesgo de atragantamiento y de déficits nutricionales. También se refleja la necesidad por parte de los pediatras de conocer esta manera de alimentar para identificar los niños que si consideran pueden llevarlo a cabo y poder responder a las dudas de estos padres.

Nos explica qué se basa BLW  que ya lo vimos en la entrada “1,2,3…empezamos con BLW”, pero en esta ponencia remarcan la importancia de que el bebé haya adquirido un ítems de su desarrollo:

  1. Adquisición de la sedestación
  2. Uso coordinado de las manos para explorar y manipular objetos
  3. Adquisición de funciones motoras orales adecuadas para manejar trozos de comida y realizar movimientos masticatorios para romper alimentos blandos y movilizar lateralmente la lengua para mover alimentos en la boca y llevarla  a la parte posterior con la finalidad de tragarla.

Como mayor preocupación destaca el atragantamiento aunque:

“siempre que se cumplan unas simples reglas de seguridad la probabilidad de que ocurran es mínima, siendo considerados por las propias madres que efectúan el BLW como parte natural del aprendizaje de comer y manejar texturas nuevas”

Ventajas del BLW

  • Promoción de la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses
  • Hábitos de alimentación saludable. Según un estudio del 2011 refiere que el establecimiento de hábitos alimenticios saludables a temprana edad parece estar relacionado con pautas de alimentación en respuesta a las señales de saciedad y hambre. El objetivo de del BLW es que la alimentación sea a demanda de las necesidades del niño, de tal forma que es indispensable que sepa mostrar hambre y saciedad con sus gestos. En otro estudio se puso de manifiesto que las madres seguidoras del BLW son menos propensas a presionar a sus hijos a comer y a restringir alimentos y curiosamente  se evidenció que los bebés alimentados con cuchara mostraron mayor preferencia por alimentos dulces.
  • Fomentar y promover desarrollo psicomotor del niño. Desarrollan distintas habilidades que necesitarán para comer (coordinación óculo-manual, masticación, deglución y pinza, etc)
  • Mejor transición a la alimentación sólida. Se ha constatado en los últimos años un aumento de padres que presentan dificultades en la transición láctea a la AC retardando la incorporación de sólidos.
  • Prevención de la obesidad. Existen estudios en los que se observa que los bebés que llevan a cabo BLW tienen un índice de masa corporal menor y los bebés alimentados con cuchara mayor incidencia de obesidad.

Se plantea que ha podido haber un “caldo de cultivo” para que las familias opten por llevar a cabo BLW: un enfoque médico demasiado centrado en la enfermedad y en la prevención de la misma, motivo por el cuál se retrasan la incorporación de muchos alimentos, y una gran variabilidad en la práctica clínica lo que lleva a la confusión entre las familias, ya que las indicaciones de incorporación de alimentos difieren entre los mismo profesionales.

Riesgos del BLW

Las mayores preocupaciones de los sanitarios con respecto al BLW son:

  • Dudas sobre si se cubrirán sus necesidades energéticas y si habrá desequilibrio de nutrientes. Se aconseja que entre los 6 y 8 meses de edad la energía que proviene de la AC ha de ser 1/5 del total y entre los 9 y 11 meses asciende a la mitad, el resto de aporte energético proviene de la leche. Es recomendable iniciar la AC con alimentos ricos en hierro, como la carne, y se ha observado que en BLW se suele comenzar con vegetales cocidos y fruta cruda.
  • Temor al atragantamiento. Se han descrito accidentes con:
    • cacahuetes
    • zanahorias crudas
    • salchichas
    • caramelos
    • objetos inorgánicos (piezas de juguete…)
    • manzana cruda a trozos
      • Se recalca la posibilidad de solo aconsejar BLW después de ofrecer un curso de primeros auxilios en la infancia .

También se valora si la alimentación de las familias españolas es tan saludable como para ofrecer los alimentos que se comen en el menú familiar a los bebés. El estudio ALSALMA evidencia un exceso de proteínas en la alimentación infantil y adulta, bajo consumo en frutas y verduras ya que solo el 37, 8% las consume cada día. Como ya comenté en mi post:“BLW, revisión de la alimentación de la familia” antes de iniciar BLW sería conveniente revisar nuestra dieta y ver donde podemos mejorar.

Un aspecto que no acabo de entender en este documento es que tacha Baby Led Weaning como un método “laxo” e indica que haya un adulto responsable presente. No comparto dicha opinión ya que creo que proviene del desconocimiento ya que la única laxitud que permitimos es el deseo expreso de nuestros bebés de alimentarse de una manera natural y saludable, respetando las señales de saciedad y permitiendo un control del apetito. Creo que la gran mayoría de las familias somos responsables ante la indicación de ofrecer texturas y consistencias que ofrezcan seguridad y nunca dejamos a nuestros bebés solos antes los alimentos.

En resumen se valora Baby Led Weaning como positivo pero se constata la necesidad de que las familias tengan información clara sobre:

  • Ofrecer a diario alimentos que aporten suficiente energía. En un inicio del BLW es frecuente comenzar con frutas y verduras pero hemos de ir incorporando de manera progresiva hidratos de carbono y cereales (pan, patata, arroz, legumbres, quinoa, mijo, bulgur, avena….) en cada comida que ofrezcamos a nuestro bebé.
  • Ofrecer alimentos que contengan hierro. carnes, merluza (11-13mg de hierro cada 100g), huevo(2,2mg de hierro cada 100gr) las legumbres de entre ellas las lentejas  son las más ricas seguidas de garbanzos (6,7 mg) y guisantes (5,3).Cabe recordar que el hierro no hemo procedente de vegetales y legumbres se mejora su absorción con vitamina C.
  • Continuar con la lactancia a demanda
  • Vigilar de cerca al bebé
  • Diferenciar una arcada de un atragantamiento
  • Dar una lista clara de los alimentos que suponen riesgo de atragantamiento
  • Necesidad de adecuarlo a los bebés de situaciones especiales( prematuros y que padezcan enfermedades debilitantes o neuromusculares).

Considero de manera positiva que desde organismos como la AEPAP (Asociación de Pediatría de Atención Primaria) se haya dedicado un espacio para hablar de Baby Led Weaning, y se constate la necesidad de que las familias tengan acceso a una información por parte de los profesionales sanitarios y de que quede evidenciado los múltiples beneficios que esta manera de alimentar comporta y que los riesgos que existen, con una buena información y acceso a formaciones donde se den recomendaciones sobre alimentación saludable y conocimientos sobre primeros auxilios, pueden minimizarse y prevenirse.

 

 

 

 

 

 

1,2,3… Empezamos con BLW!!

 

blw naia inici

Ha llegado el día, observo que mi bebé cumple los criterios de seguridad (se aguanta sentado solo con el mínimo apoyo, tiene interés en los alimentos, y quiere y puede comérselos) para iniciar la Alimentación complementaria (Baby Led Weaning):

Ya tiene 6 meses hasta el momento hemos hecho lactancia materna exclusiva y a demanda, como recomienda la OMS, y la Academia Americana de Pediatría  y diversos estudios que podéis revisar en este artículo bebés: ¿hasta qué edad conviene que tomen solo leche materna?.  Muchas familias han de incorporarse al trabajo antes de este momento debido a la escueta baja maternal que existe en España que prácticamente no llega a los 4 meses. Como sabemos la lactancia materna es un descuidado pilar de la salud pública en nuestro país ya que tan solo un 28,5% de las familias puede hacer lactancia materna exclusiva los 6 primeros meses de vida del bebé. Si este es tu caso y te has de incorporar antes de los 6 mese a tu trabajo y quieres continuar con LME existen diversas maneras de ofrecer la leche materna en tu ausencia. En muchas ocasiones encontraremos bebés que rechazan probar bocado hasta que su mamá vuelve de trabajar recuperando después todas las tomas de leche que no han podido hacer.

En todo caso si pese a intentarlo, no consigues extraer la leche necesaria, o por diferentes motivos has iniciado leche artificial, tranquila, tu bebé podrá llevar a cabo BLW si lo deseáis. Tan solo recuerda que la lactancia artificial también es a demanda.

Es importante recordar que vamos a iniciar la Alimentación Complementaria, con ello quiero decir que la lactancia ya sea materna o artificial va a seguir siendo a demanda y va ser su alimento principal y los sólidos van a ser objeto de exploración y juego , poco a poco a medida que le vayamos ofreciendo y vayan experimentando aprenderá a gestionar los alimentos y acabará comiendo. Por lo tanto la leche es lo que más kcal y grasa saludable le va a aportar en estos momentos, los alimentos sólidos serán un extra.

Siempre antes de ofrecer los alimentos sólidos ofreceremos la toma de leche al bebé y procuraremos que cuando lo sentemos en la trona o nuestro regazo junto a nosotros que no tenga sueño, un bebé cansado y hambriento no va estar receptivo a querer explorar los alimentos que le vamos a ofrecer.

Ahora viene la pregunta qué siempre nos hacemos:

¿Qué alimento le ofrezco primero?

“No existe evidencia científica suficiente para recomendar un orden o «calendario» de introducción de alimentos que sea beneficioso respecto a otro. Existen muchas variantes a nivel mundial según el área geográfica y la disponibilidad de alimentos. Este hecho crea confusión y que las guías de alimentación se apoyen en fundamentos no contrastados”
El libro blanco de la nutrición infantil, 2015

¿Y qué pasa con el tema de las alergias?:

“Actualmente, no existe evidencia de que el retraso en la introducción de alimentos considerados como altamente antigénicos tenga algún efecto preventivo respecto a la alergia alimentaria u otras enfermedades con base inmunológica, e incluso puede ser perjudicial”.
Se desaconseja la introducción del gluten antes de los 4 meses y se recomienda introducirlo en torno a los 6 meses y de forma progresiva junto a la lactancia materna si es posible.
El libro blanco de la nutrición infantil, 2015

Por lo tanto tenemos claro que es indiferente el orden de los alimentos: Podemos comenzar por frutas y verduras (siempre mejor de temporada), legumbres, carnes, pescado y huevo, y también que no es conveniente retrasar la incorporación de ciertos alimentos aunque sean potencialmente alergénicos ya que diversos estudios evidenciaban el aumento de casos de asma, alergia y dermatitis atópica.¿Retraso la incorporación de alimentos alergénicos en la dieta de mi bebé?

En el libro de “Se me hace bola” de Julio Basulto aparece un calendario de incorporación de los alimentos que nos puede resultar muy útil y visual. En él Julio comenta que hasta los 6 meses ofreceremos lactancia exclusiva a demanda y  a partir de los 6 meses  (aproximadamente) si el bebé cumple criterios ofreceremos los alimentos de uno a uno de manera progresiva y paulatina del menú familiar saludable a excepción de estos que os muestro a continuación y que se contemplan en el artículo:alimentos que no conviene darle a un bebé menor de un año

infografía alimentos blw

A partir del año podemos añadir la sal en sus comidas(mejor yodada) pero no es necesario. Y ya podría tomar leche de vaca entera si en casa se consume.En el caso de que el niño tome biberón se recomienda prescindir de él y ofrecer la leche en vaso(este cambio será de manera respetuosa y paulatina).

¿Cómo me organizo?

Su alimento hasta el año de edad es la leche, por ello primero ofrézcale la teta o en su defecto la leche artificial. Los sólidos se han de ofrecer cuando el bebé no tenga hambre ni sueño.

La esencia del BLW es que es el bebé el protagonista así como con la lactancia que ha de ser a demanda, la alimentación complementaria también será a demanda. Nuestra responsabilidad es ofrecer alimentos saludables dentro del menú familiar y será el bebé que decidirá qué quiere comer, cuánto y cómo comerlo. El bebé comerá de manera autónoma ayudándose de sus manitas en un inicio y poco a poco irá adquiriendo unas habilidades en el manejo de los cubiertos, aunque también os digo, que aunque se manejen con los cubiertos, hay momentos que querrán usar sus manitas. Si confiamos en su capacidad de autorregulación y aceptamos nuestro papel de acompañante dejándole hacer veréis que lo van a hacer cada vez mejor y os van a sorprender.

Es importante tener en cuenta que en un inicio los sólidos van a ser un juego, un momento de exploración, hemos de tener paciencia hay bebés que no tienen interés en los sólidos hasta pasados los 9 meses y se considera algo normal. Todos los bebés requieren tener repetidos contactos con un alimento para aceptarlo. Los inicios pueden no ser sencillos pero vale la pena y como mami que hace 2 años que estoy acompañando a mi peque en este camino, os aseguro que volvería a repetir y a elegir BLW.

Unos consejos para comenzar:

  • Ofrecer los alimentos de uno en uno durante la mañana o al mediodía.
  • Sería conveniente esperar 2-3 días entre alimento y otro nuevo alimento. Profesionales de la nutrición como Julio Basulto refieren que si hay buena aceptación y la tolerancia ha sido buena se puede incorporar otro alimento al día siguiente. En mi opinión personal como no tenemos prisa, yo daría este margen de “seguridad”. Todo y eso veremos que en un espacio breve de tiempo el bebé estará comiendo lo mismo que el resto de la familia.
  • Las alergias pueden surgir tras varios contactos con el mismo alimento
  • Es conveniente llevar un registro de la fecha y momento en el que has ofrecido el nuevo alimento para poder detectar una alergia.
  • Es indiferente si empiezas por frutas, verduras, cereales, carne, pescado, legumbres, huevo…..
  • Ponle babero con mangas o ropa que si se mancha no nos importe mucho ;), si es verano en pañal.
  • Sentarlo en su trona compartiendo mesa con la familia
  • Coloque debajo de la trona un hule.
  • Asegúrese de que está bien sentado y erguido.
  • Lavarles  las manos antes de empezar
  • Ofrezca los alimentos de uno en uno.
  • Ofrecerle muchos alimentos a la vez puede sobrecargarle de información.
  • Ofrézcale trozos en forma de palitos que pueda agarrar con sus puños
  • Compruebe que la comida no queme.
  • Deje la comida en su bandeja, el bebé será quien decida
  • No forzar.
  • No meta prisa.
  • No introducir los alimentos en la boca del bebé
  • Nunca lo deje solo
  • No distraerlo con juguetes ni televisión
  • Con 6 meses coge la comida con los puños así que ofrezca alimentos que pueda coger con su puño y sobresalgan de la mano .A partir de los 9-10 meses ya realizan la pinza con sus dedos.
  • El bebé ha de oler, tocar, chafar, tirar, saborear, escupir, y si quiere y puede tragar…..lo que reconoce como alimento y lo que verdaderamente le nutre es la leche (materna o artificial) por lo tanto los sólidos COMPLEMENTAN a la lactancia. El bebé ha de experimentar y acabará comiendo, pero cada peque lleva un ritmo distinto

¿Qué alimento le ofrezco?

Como hemos visto no hay evidencia científica que justifique incorporar unos alimentos antes que otros, no hay un orden establecido , por lo tanto como consejo personal comenzar por lo que os sintáis más seguros. Lo más importante es incorporarlos de manera gradual, y mi sentido común me dice que, aunque no hay inconveniente en incorporar a partir de los 6 meses los alimentos potencialmente alergénicos como pescado y huevo, tampoco han de ser los primeros a ofrecer. Yo os aconsejaría comenzar por frutas y verduras, maduras y con textura y consistencia que puedan triturar con sus encías e ir incorporando los hidratos de carbono y cereales( arroz, pasta, quinoa, bulgur, avena, espelta…), carne, pescado y huevo.

Si empiezas por frutas ofrece las de temporada: manzana ralladas es cruda por riesgo de atragantamiento al horno…), pera y plátanos maduros,gajo de naranja que podrá chupar y succionar,  kiwi, fresas, melón sandía…..

Si son verduras: al vapor cortada en tiras largas que pueda agarrar con su puño : calabacín, calabaza, coliflor y brocoli en ramillete, judía verde….

20140408_220557
Pera, mango y pepino

Cereales: arroz hervido muy pasado, macarrones o espirales bien hervidos, quinoa, mijo, bulgur…en galletas en bizcocho…. patata. Los cereales pueden ser integrales pero en un inicio mejor los refinados y gradualmente ir incorporando los integrales 1 vez al día.

Carne ( pollo, pavo, conejo, ternera, cerdo)picada en croquetas, albóndigas, hamburguesas. Cuando ya gestionen mejor la carne ya podremos ofrecerla cortada a trozos seguramente pueda coincidir con el uso de la pinza.

Pescado blanco: merluza, rape, lenguado,…. al horno al vapor a la plancha , rebozado en harina de garbanzo, en croqueta, en albóndiga….. también  ofrecer pescado azul como el salmón( mejor si es salvaje) o pequeño como boquerón(cuidado espinas).

Las legumbres se pueden incorporar desde el principio: hummus, falafel, en ensaladas tibias y frías, acompañando otros cereales(quinoa, mijo, cous cous….)en forma de albóndigas o hamburguesas.

Existe controversia con el tema de como incorporar el huevo, nutricionistas como Basulto indican que se puede ofrecer el huevo muy cocido pero sin necesidad de separar yema y clara, otros organismos como SEICAP(Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica) ofrecían en el 2012 recomendaciones de incorporar el huevo hervido y separando yema y clara.

Vosotros mamá y papá podéis hacerlo de manera que decidáis. Como ya os he comentado  no hay prisa, el huevo tampoco ha de ser el primer alimento a ofrecer.

Intentar que cuando ya vayamos incorporando alimentos estén presentes en la comida diferentes grupos alimenticios: hidratos de carbono ( cereales, patata, arroz, pasta…) verdura y hortalizas, proteínas vegetales y/ o animales (carne, huevo y pescado).

 

¿CUÁNTAS VECES AL DÍA LE HE DE OFRECER COMIDA?

Uno de los aspectos más importantes es que el bebé comparta mesa con el resto de la familia, con esto tendrá interés y curiosidad en probar nuevos alimentos, y os verá masticar, y gestionaros con los alimentos.

Es importante siempre ofrecer antes la teta o el bibi, que el bebé no esté cansado ni hambriento. En un inicio  podemos ofrecer una vez al día para observar tolerancia , poco a poco, pasados unos días ofreceremos los alimentos dos veces al día.

Se recomienda a medida que vayamos incorporando alimentos ofrecer en cada comida, alimentos de diferentes grupos después será el bebé el que elija que comer.

Por ejemplo: desayuno: lactancia+ hidrato de carbono + fruta

comida: hidrato de carbono+ verdura + proteína(carne, huevo, pescado o legumbre)

Entre los 6-8 meses ofrecer proteína animal solo una vez al día.

Si es lactancia materna a demanda no es necesario ofrecer agua, en épocas de calor y cuando ya ingieren varias tomas de sólidos se les puede ofrecer agua.

Cuando son muy peques es complicado coincidir los horarios de las comidas con las horas de sueño, intentar adaptar nuestros horarios al peque si es posible.

Con 6-8 meses se puede ofrecer una o dos veces al día  y poco a poco según el peque y nuestra logística familiar ir incorporando comidas.

Cuantas más oportunidades de compartir mesa y de manipular y experimentar más habilidades adquirirán.

¿CUÁNDO USARÁ CUBIERTOS?

Con 6 meses y aproximadamente hasta los 8-9meses o más cogerán la comida con sus puños y posteriormente harán la pinza, ir adaptando la presentación de la comida para facilitar la manipulación por el peque.

El agua se puede ofrecer directamente en vaso(un vasito pequeño de agua con una cantidad pequeña por si vuelca no manche mucho….)

El tenedor y la cuchara pueden ser de postre no es preciso comparar cubiertos específicos. Se les puede ayudar a cargar la cuchara y dejar que ellos sean los que se la lleven a la boca. Poco a poco irán adquiriendo habilidades.

 

Ya hemos iniciado el camino en el mundo BLW, ahora a compartir momentos en familia saboreando los alimentos de nuestro menú familiar saludable!

Olvidaros de cantidades, sentaros juntos, ofrecer alimentos saludables y a disfrutar!