¿Cómo y cuándo incorporo el gluten?

Cuando una familia decide iniciar la Alimentación Complementaria en la dieta de su bebé y decide hacerlo llevando a cabo Baby Led Weaning se le plantean múltiples dudas, sobre todo en lo referente a qué alimentos incorporar y cómo incorporarlos.

En este caso cómo introducir el gluten en la dieta del bebé. Muchas familias que optan por hacer BLW lo hacen porque quieren ofrecer una alimentación más saludable a sus hijos y quieren hacerlo de una manera respetuosa. Dentro del concepto saludable se opta por ofrecer los alimentos en formato original y de manera natural, y que los peques puedan comer los mismos alimentos que el resto de la familia. Por ello cuando decidimos ,como fue mi caso, que nuestros hijos comenzarán la AC evitamos los productos prefabricados que se ofrecen para la etapa infantil, productos caros, tratados y con alto contenido en azúcares y sal, como son los cereales infantiles las llamadas papillas de cereales. Julio Basulto en su artículo cereales infantiles sin azúcar…que llevan azúcar ya nos hace referencia de que estos productos no son la mejor opción ni la más saludable para que se alimenten nuestros hijos. En enero de este año 2016 ya el parlamento europeo hizo hincapié en que para proteger a nuestros hijos de la obesidad es conveniente reducir el contenido de azúcar siguiendo las directrices de la OMS.

Y , entonces, sino no es aconsejable ofrecer cereales dextrinados y quiero hacerlo de una manera saludable ¿cómo lo hago? y ¿cuándo comenzamos a ofrecer cereales con gluten?.

gluten
Recomendaciones inicio gluten

Actualmente y a falta de consenso sobre la introducción del Gluten en la dieta del bebé, se mantiene la recomendación de ofrecer el gluten a partir de los 6 meses y antes de los 7 meses.

Según la evidencia científica disponible, en general, se recomienda la introducción de otros alimentos en la dieta distintos de la leche materna o de fórmula alrededor de los 6 meses de edad, ya que la introducción antes de los 4 meses se asociaría a un riesgo aumentado de enfermedades autoinmunes y alergia alimentaria, y retrasarla más allá de los 7 meses no tendría efecto protector.

Con independencia del momento de introducción, tras incorporar un nuevo alimento, parece prudente recomendar una exposición regular (por ejemplo, varias veces a la semana) para mantener la tolerancia oral. También se ha observado que la inclusión de una mayor diversidad de alimentos en el primer año se asocia a un riesgo disminuido de padecer asma, alergia alimentaria o sensibilización a alimentos

Lo importante en la incorporación del gluten es hacerlo de manera paulatina y en poca cantidad, si hacemos BLW como el bebé come poca cantidad del alimento en un inicio, ya nos aseguramos  de que la incorporación sea gradual, y mejor aún si lo hacemos mientras estemos con Lactancia Materna, todo y que:

La duración de la LM exclusiva y el momento de la introducción de la AC no se relacionan con la aparición ni de EC ni de alergia alimentaria.

Y si no quiero ofrecer cereales en papilla ni de farmacia, ¿qué opciones tengo?

Tenemos cereales sin gluten como : Arroz, maiz, mijo, quinoa, amaranto, sésamo

y  Cereales con gluten como: Trigo, centeno, cebada, espelta, kamut, avena.

Los cereales son una fuente muy rica en hidratos de carbono, son ricos en proteínas 13% y en aminoácidos, aunque para mejorar  valor biológico hay que complementar con otras proteínas vegetales( legumbres) o animal (carne huevo, pescado…).

Cereal Hidratos de carbono digeribles Proteínas Lípidos Fibra
Trigo 56,9 12,7 2,2 12,6
Centeno 58,9 8,2 1,5 14,6
Avena 60,1 12,4 6,4 10,3
Arroz 74,3 6,4 2,4 3,5
Maíz 62,4 8,7 4,3 11
Cebada 56,1 10,6 1,6 17,3
Sorgo 59,3 8,3 3,1 13,8
Mijo 66,3 5,8 4,6 8,5

Composición aproximada de los cereales (g/100g de porción comestible) Tabla extraída:http://www.analesdepediatria.org/es/la-introduccion-del-gluten-dieta/articulo/S1695403315001071/#

En ocasiones la inseguridad a no saber qué ofrecer y cómo ofrecerlo y por miedo al rechazo o a un atragantamiento hay familias que se estancan en la incorporación de los alimentos, y solo ofrecen fruta y verdura, alimentos poco calóricos. Los bebés necesitan:

Los HC deben suponer entre el 45-65% del valor calórico total de la dieta del lactante (tabla 2)21,22.

Tabla 2.

Requerimientos dietéticos de los hidratos de carbono

DRI EFSA
Total Fibra Total Fibra
g/día (% VCT) g/día g/día (% VCT) g/día
6-12 meses 95
1-3 años 130 (45-65%) 19 −(45-60%) 10

DRI: dietary reference intakes («ingesta dietética de referencia»); EFSA: European Food Safety Authority; VCT: valor calórico total.

Por lo que de manera paulatina a medida que vayamos incorporando alimentos hemos de intentar ofrecer varios grupos de alimentos en las tomas, asegurando aporte de alimentos ricos en hierro como os comenté en la anterior entrada y alimentos que aporten energía como son los cereales y también son una fuente de vitaminas del grupo B.

¿Cómo le puedo ofrecer los cereales?

Se les puede ofrecer en forma de un trozo de pan sin sal, para que lo chupe y lo mordisqué, macarrones y espirales bien cocidos, arroz bien pasado en forma de bolitas o formando parte de una hamburguesa  junto a otras verduras que ya hayas incorporado o legumbres, en esas preparaciones de hamburguesas o albóndigas podemos incluir pseudocereales como la quinoa. Para desayunos, tentempiés o meriendas en forma de creps de harina de espelta, de trigo sarraceno, de trigo. También podemos preparar galletas de avena con frutas como manzana y plátano maduritos, o podemos preparar bizcochos caseros sin leche ni huevo. En próximas entradas os iré dando info sobre recetas de estas preparaciones.

En un inicio es importante ofrecer el gluten en pequeñas cantidades y como podemos ofrecer cereales en otras ocasiones al día, alternar entre sin gluten y con gluten.

Sobretodo no es tan importante qué alimento ofrecer sino el hacerlo de manera gradual  y paulatina observando la tolerancia de nuestros peques.

http://www.dra-amalia-arce.com/2013/05/enfermedad-celiaca-introduccion-del.html

http://albalactanciamaterna.org/wp-content/uploads/Introduccion-del-gluten_Carlos-Gonzalez.pdf

http://blog.lasirena.es/lang/es/2015/02/18/retardo-laparicio-daliments-al%E2%80%A2lergogens-en-la-dieta-del-meu-nado-doncs-no-retraso-la-aparicion-de-alimentos-alergenicos-en-la-dieta-mi-bebe-pues-no/

Alimentación complementaria ¿Cereal con o sin gluten? ¿Cuánto y cómo? ¿Y la fruta? PARTE 1.

 

 

 

 

Anuncios

Mi bebé hace BLW¿ toma suficiente Hierro?

Una de las reticencias y críticas por parte de los profesionales de la salud hacia el Baby Led Weaning es si la alimentación que se aporta al bebé asegura un aporte correcto de hierro, la otra es de si se aporta un correcto aporte energético. En este caso vamos  a hablar de algo que preocupa a bastantes mamis cuando quieren alimentar a sus hijos llevando a cabo BLW.

El peso al nacer del bebé, los suplementos prenatales que toma la madre durante el embarazo y el tiempo que se tarda en pinzar el cordón umbilical influyen en las reservas de hierro que tendrá el bebé al nacer.

En una revisión Cochrane realizada en 2008, los autores concluyen que el retraso del pinzamiento del cordón dos o tres minutos no incrementa el riesgo de hemorragia posparto y puede tener ventajas para el niño, porque mejora sus depósitos de hierro a los tres y a los seis meses de edad. Esto tiene especial valor en los países en los que el acceso a una buena nutrición es difícil.

Como recomendaciones generales para asegurar un aporte de hierro en el bebé:

Recomendaciones generales

• La recomendación de lactancia materna exclusiva hasta los seis meses forma parte de la prevención primaria de la anemia ferropénica.

• En caso de no amamantar, se recomiendan sucedáneos de leche materna reforzados con, al menos, 7 mg/l de hierro.

• Se recomienda añadir alimentación complementaria rica en hierro a partir del sexto mes de vida en lactantes a término con lactancia materna, para asegurar unos aportes de 1 mg/kg/día de hierro.

Lo bebés cuando nacen y más si lo hacen a término suelen tener unas correctas reservas de hierro, estas reservas suelen durar hasta los 5-6 meses aproximadamente, es por ello también que se aconseja iniciar la Alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad. Esto no quiere decir que las reservas de hierro se agoten de un día para otro pero es necesario ir incorporando alimentos ricos en hierro para asegurar que el bebé tenga los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo y que no aparezcan casos de anemia. La leche materna contiene niveles bajos de hierro (0,2- 0,4 mg/l)  aunque es un hierro que se absorbe en gran cantidad gracias a la proteína lactoferrina y  ayudado también por la lactosa que la leche materna contiene con lo que conseguimos una absorción casi del 80%. Los bebés a término alimentados con artificial se recomienda que la leche sea reforzada en hierro (Con fórmulas de más de 7 mg/l de hierro se ingiere al menos 1 mg/kg/día, ingesta mínima recomendada por la AAP), aunque como vemos el hierro de la leche articial solo se aborbe un 10%.

En los niños pretérmino alimentados con leche materna si se recomienda suplementar con hierro y los alimentado con fórmula se aconseja leche artificial reforzada en hierro ( la AAP o la ESPGHAN, recomienda una ingesta mínima de hierro de 2 mg/kg/día, que se consigue con las fórmulas artificiales que tengan un contenido de hierro igual o superior a 12 mg/l.)

Copy of XERRADA (1)

¿Cómo puedo saber si bebé presenta anemia?

Si a un bebé le falta hierro puede manifestarse con una anemia y con estancamiento de peso. La misma falta de hierro hace que se fabrique poca hemoglobina que es la encargada de transportar oxígeno a las células , por lo tanto los tejidos reciben menos oxígeno y afecta a su funcionamiento. El hierro también ayuda a regenerar la mucosa intestinal si falta hierro la mucosa se debilita y no se absorbe correctamente el mismo hierro y otros nutrientes con los que se estanca el crecimiento.

El bebé que presenta anemia puede estar pálido, ojeroso y más inactivo.

Por todo ello es importante cuando incorporemos lo alimentos tener en cuenta los que son ricos en hierro para asegurar un aporte diario.

ALIMENTOS RICOS EN HIERRO (MG de hierro cada 100 gr)

MARISCO

  • Almejas 24
  • Mejillones 4,2

PESCADO

  • Boquerón 4,9
  • Sardina 2,4
  • Salmón 1
  • Merluza 0,34

CARNES

  • Caballo 3,82
  • ternera 2
  • Cerdo 2
  • Pollo muslo 1,8
  • Pollo pechuga 1,1
  • Pavo 1

LEGUMBRES

  • Lentejas 7,1
  • Garbanzos 6,7
  • Alubias 6,7
  • Guisantes 5,3

VERDURAS

  • Brocoli 2
  • Coliflor 2
  • Col lombarda 4

 

Copy of XERRADA (2)

 

 

 

Sobretodo recordad que el hierro HEMO de origen animal es el que mejor se absorbe y el NO HEMO de origen vegetal se absorbe con más dificultad, por ello para mejorar su absorción hay que combinarlo con alimentos ricos en VITAMINA C ( Cítricos, el pimiento y el perejil crudos también son muy ricos en vitamina C y/o alimentos ricos en hierro HEMO.

Tened en cuenta también que hay sustancias que disminuyen la absorción de Hierro como por ejemplo:

  • Fitatos: contenido en la cáscara de los cereales integrales y en el salvado de trigo
  • Oxalatos: Contenido en las verduras de hoja verde como acelgas y espinacas
  • Taninos: contenidos en Té, Café, pasas, Granada, membrillo……

Es importante retrasar la introducción de leche de vaca para después del primer año de vida, porque, aunque contiene algo más de hierro que la leche materna, su biodisponibilidad es muy baja y además interfiere con la absorción del hierro de otros alimentos.

Ante cualquier duda sobre si tu bebé pudiera tener anemia, consulta con tu pediatra.

BIBLIOGRAFÍA:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1139-76322012000100013&script=sci_arttext

http://criatures.ara.cat/somlallet/2010/02/06/el-tall-prematur-del-cordo-umbilical/

EDITADO: MARTES 22/03/2016

 

 

Respetar el apetito de un niño: recomendaciones para familias y comedores escolares.

 

Ya era hora de que organismos oficiales  redactaran un documento oficial con consejos y recomendaciones para comedores escolares y familias donde se pone mucho énfasis en recalcar el respeto hacia el apetito y las señales de saciedad de los niños. Este mes de febrero la Agencia de Salud Pública de Cataluña ha editado un documento titulado (traduzco literalmente ya que el documento está en catalán):

“ Acompañando en  las comidas a los niños”

Sus autoras son Gemma salvador Castell y Maria Manera Bassols, ambas de la Agencia de la Salud Pública de Cataluña, y como revisores del documento: Julio Basulto (Nutricionista), Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Cataluña, Departamento de Enseñanza de Cataluña, Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cataluña, la Sociedad Catalana de Pediatría, entre otros.

Ente documento se destaca el hecho de que:

comer no es solo un proceso nutritivo, tiene connotaciones importantes(satisfacción, placer, de comunicación familiar, identificación social, cultural y religiosa, etc), que a la larga configuran el comportamiento alimentario y que pueden repercutir en el estado salud del individuo. El primer aprendizaje alimentario y el más importante se produce en el núcleo familiar.

menjador escolar

Dentro del papel del comedor escolar en la alimentación de los niños se considera muy importante que el acompañamiento de profesores y monitores durante las comidas sea respetuosos, sin presiones, ni coacciones y teniendo en cuenta los gustos y la sensación de hambre de los niños. Como funciones que ha de atender el comedor escolar se indican las siguientes:

  • Proporcionar a los niños comida de calidad tanto nutricionalmente como los criterios higiénicos y sensoriales en un espacio acogedor.
  • Desarrollar y reforzar la adquisición de hábitos higiénicos y alimentarios saludables.
  • Fomentar el comportamiento y el uso adecuado del material y de los cubiertos del comedor.
  • Promover los aspectos sociales y de convivencia de las comidas con coordinación de las familias.
  • Planificar actividades de entretenimiento que equilibren el juego activo y la relajación, que contribuyan al desarrollo de la personalidad y al fomento de los hábitos sociales y culturales sobre la alimentación.

¿En qué consiste una alimentación saludable?

Los modelos alimentarios más saludables se caracterizan por un consumo mayoritario de alimentos de origen vegetal( frutas, hortalizas, legumbres, pan, arroz, pasta, fruta seca, aceite de oliva) acompañados de pequeñas raciones de pescado, carnes blancas, huevos, lácteos y de bebida agua. Se ha de limitar el consumo de procesados para evitar un posible exceso de nutrientes que se consumo por encima de las recomendaciones ( proteínas de origen animal, grasas saturadas, grasas trans, sal y azúcar).

alimentacion-saludable-660x350

La OMS recomienda:

  • Priorizar alimentos de origen vegetal
  • Tomar dos raciones o tres de fruta y un par de raciones de verdura al día.
  • Tomar varias veces al día pan, pasta, arroz u otros cereales priorizando los integrales.
  • Sustituir la carne roja y derivados cárnicos por legumbres, pescado, huevos y carnes blancas.
  • Priorizar aceite de oliva virgen
  • Escoger lácteos desnatados
  • Tomar poca sal y alimentos salados y escoger sal yodada.
  • Reducir azúcar y alimentos y bebidas azucaradas.

¿Cuál debe ser la actitud de los adultos durante las comidas?

Son muchos los estudios que evidencian que los adultos inducen a comer más de lo que las señales de autorregulación innatas marcan, no respetan las señales de saciedad. Desde el punto de vista nutricional no es adecuado forzar a los niños a comer por encima de su apetito, teniendo en cuenta que en España el 26,6% de los niños y niñas tienen sobrepeso en Cataluña es el 25,7% y el 18,4% tiene obesidad y en Cataluña ez el 16,8. Es aconsejable permitir que el niño coma según su apetito evitando insistir y forzar para que se acabe el plato.

La Academia de Nutrición y Dietética de los Estados Unidos y la Academia Americana de Pediatría también indican que:

se ha de respetar la sensación de apetito y saciedad de los niños y que insistir en que coman crea una mayor resistencia a comer, crea aversiones a ciertos alimentos y otros conductas alimentarías poco o nada saludables que pueden persistir en la edad adulta. Insistirles en que prueben un alimento haciendo énfasis en sus beneficios para la salud consigue el efecto contrario, los niños lo asocian con un alimento menos agradable al gusto y comen menos cantidad.

También se considera la Neofobia, característica que se manifiesta durante la niñez a través de una resistencia a probar alimentos nuevos, desconocidos o pocos familiares. Suele disminuir con el paso del tiempo a partir de exponer repetidas veces los alimentos y se familiarizan.

Sobre las cantidades y las raciones que se ponen en los platos de los comedores escolares se propone hacer partícipe al niño sobre cuanto quiere comer, así se promueve la responsabilidad sobre su alimentación, y reducimos el tirar la comida.

Respecto a los niños con problemas de obesidad no se aconsejan dietas hipocalóricas en el comedor escolar tan solo ofrecer alimentos saludable a estos niños y ellos decidirán cuánto comer.

10 consejos prácticos durante las comidas:

  1. Escuchar al niño sobre la cantidad de comida que desea comer.
  2. Es preferible servir poca cantidad de comida  y dar la opción de repetir .
  3. Permitir que repitan el primer plato y frutas frescas y limitar la cantidad del segundo plato ( en especial con las carnes)
  4. Asegurar el acceso al agua y que no se limite su consumo. ES conveniente que el pan acompañe a las comidas
  5. Es habitual que se rechacen determinados alimentos. Se ha de evitar coaccionar o forzar.
  6. Si un niño no quiere comer uno o más alimentos de manera habitual informar a la familia, para actuar de manera coordinada.
  7. Facilitar un tiempo adecuado para comer con tranquilidad que no sea inferior a los 30 minutos.
  8. Prever un intervalo de tiempo amplio entre el almuerzo y la comida(mínimo un par de horas).
  9. El momento de la comida es una oportunidad para transmitir valores y hábitos, y según edad y capacidades darles pequeñas responsabilidades dentro de sus posibilidades.
  10. Mostrar una actitud respetuosa y cariñosa hacia los niños para que la hora de la comida sea una hora relajada y agradable lo que facilita la comida y aceptación de alimentos.

Como madre considero importante la creación de este documento, ya que como yo muchas familias recurren a diario a los servicios de comedor escolar por logística familiar. Lamentablemente existen aún en muchos centros actitudes irrespetuosas hacia los niños y no tan solo en el respeto a su apetito. Niños que sufren castigos, que se quedan sin patio si no comen lo que sus monitores indican, niños que son premiados con dulces si acaban su plato, niños que son comparados con otros niños que acostumbran a repetir ración y son tachados de malcomedores y esto son tan solo algunos ejemplos. Como sabemos cada individuo tiene unas necesidades energéticas diferentes y entre niños y niñas de la misma franja de edad pueden diferir mucho su apetito y no cada día tenemos las mismas ganas de comer, eso también nos sucede a los adultos. Pero como sabemos estas actitudes de forzar a comer creyendo que lo hacemos por su bien pueden ser contraproducentes y lo más lamentable es que estas acciones como tantas otras están socialmente aceptadas.

Espero que este documento sirva para mejorar y reflexionar en beneficio de nuestros hijos.

Míriam

comoconmismanitas@gmail.com

 

La salud de nuestros hijos también está en nuestras manos.

¿Realmente somos conscientes del tipo de alimentación que tenemos y de cómo nuestro estilo de vida y nuestros hábitos alimenticios pueden afectar a nuestros hijos?

Actualmente los países de la vertiente mediterránea están cada vez más lejos de esa “Dieta Mediterránea” que tantos estudios refieren como beneficiosas para nuestra salud cardiovascular y como prevención de otras enfermedades. Nuestro ritmo de vida hace que hayamos perdido la buena costumbre de cocinar en casa. Recurrimos a menudo al consumo de precocinados ya que es muy fácil adquirirlos  por disponibilidad en los establecimientos  donde se venden a precios asequibles,además la  la presión mediática con anuncios publicitarios los hacen  muy atractivos para el consumidor, en este caso niños y adolescentes son bombardeados con mensajes y regalos con la compra de estos productos.  A esto se suma el hecho de que se realiza cada vez menos actividad física , muchos de estos niños y adolescentes pasan horas y horas en centros escolares, más luego extraescolares, y ya en casa se suma el uso del televisor, ordenadores y videojuegos.

Muchos factores están provocando en este caso que España sea el país Europeo con el índice más alto de sobrepeso en la infancia y en la adolescencia. España tiene un 26,2% de prevalencia de sobrepeso entre niños de 6 a 9 años  (25,7% niñas y un 26,7 %niños)  y un 18% de obesidad (15,5% niñas y 20,9% niños).

A nivel mundial en el 2013 ya se constató que habían 42 millones de niños con obesidad y se preveía que en el 2025 alcanzaríamos 70 millones de niños en el mundo con este problema de salud. Según Naciones Unidas en los países más desfavorecidos con ingresos medios y bajos ha aumentado el número de niños con obesidad. El hecho de tener obesidad como tal, ya es un proceso de enfermedad , pero tenemos que tener en cuenta que el niño con obesidad está predispuesto a padecer  enfermedades crónicas en la edad adulta: diabetes mellitus, hipertensión, hipercolesterolemia……. y me cosnta que muchos niños sufren estas enfermedades antes de ser adultos. Creo que todo esto es motivo de reflexión.

La obesidad en la infancia viene condicionada entre otros factores por:

  • Alimentación desequilibrada
  • Estilo de vida sedentario
  • Bajo nivel socioeconómico o educativo de la familia
  • Organización familiar y el compartir menos tiempo en familia

¿Y qué pintamos los padres en todo esto? Pues mucho.Nuestros hábitos y nuestro estilo de crianza condicionará la relación de nuestros hijos con la comida. De esto ya habló este mes de febrero Julio Basulto en su artículo: Obesidad infantil ¿Qué podemos hacer los padres? En él Basulto comenta aspectos que debemos mejorar y reconsiderar tales como que:

A la hora de compartir mesa con nuestros hijos hemos de crear un clima de tranquilidad y respeto, no comer ante el televisor, ser conscientes tanto a la hora de comprar adquiriendo alimentos saludables, como a la hora de cocinarlos  y  ofrecerlos a nuestros hijos con  raciones realistas y acordes a su apetito y a sus necesidades.

También es importante  intentar ser un buen ejemplo tanto a la hora de comer como con nuestro estilo de vida, es aconsejable compartir momentos de actividad física. Se ha comprobado que los hijos de padres sedentarios tienen riesgo de ser también sedentarios con los riesgos que ello conlleva  si lo sumamos a unos hábitos de alimentación poco saludables. Es por ello que debemos revisar nuestra alimentación como comenté esta entrada e intentar llevar una vida activa físicamente porque nuestros peques van a mimetizar todo lo que hagamos.

piramide AF infancia

convencin-naos-gencat-prevencin-de-la-obesidad-infanti-41-638 (1)

Según un informe de la OCU:

  • El 53% de los padres presiona a sus hijos ocasionalmente para que coma más.
  • 35% les hace come más rápido
  • 68% de los padres piensa que la obesidad de sus hijos es por causas genéticas (e incluso muchos padres no consideran la obesidad de sus hijos como un problema).

Como vemos nuestra actitud ante la comida y nuestro comportamiento puede influir de manera positiva o negativa en los hábitos de alimentación de nuestros peques.

Al respecto del BLW y tal y como comenté en esta entrada las últimas evidencias apuntan a que Baby Led Weaning puede prevenir contra la obesidad infantil , ya que los bebés que llevan a cabo BLW tiene un índice de masa corporal (IMC) inferior, con  su manera de alimentarse se respetan sus señales de apetito y saciedad, comen alimentos saludables del menú familiar,  comparten  mesa con la familia disfrutando de la hora de la comida.  Muchas familias que optamos por BLW, somos bastante conscientes de que los aliemntos prefabricados que se venden para bebés no son la opción más saludable para ellos, ya que entre otras cosas contienen niveles elevados de azúcares. Preferimos ofercerles alimentos reales y en formato natural.Se ha  observado en estos bebés que adquieren unos hábitos alimenticios más saludables y la relación con la comida suele ser ser favorable, todo ello lo manifestó en sus últimas jornadas la AEPED (Asociación Española de pediatría).

¿Cómo podemos prevenir la obesidad infantil? Nuevamente Julio Basulto nos ofrece 10 consejos para ello. En resumen seguir una alimentación y un estilo de vida saludable, ser conscientes a la hora de realizar la compra, (siempre digo si en casa tenemos alimentos saludables nuestros peques comerán alimentos sanos) a la hora de elegir esos alimentos y como cocinarlos y claro está las raciones que les ponemos.

El aumento disparado de consumo de azúcar es también tema de debate. Aunque tomemos consciencia a la hora de manejar el azucarero en casa el problema mayor está en la cantidad de alimentos procesados y preparados como bollería industrial, zumos industriales ( que NO sustituyen a una fruta), galletas, dulces, helados, bebidas azucaradas, bebidas energéticas….y otros que aunque no sea dulces salsa, embutidos, etc que contiene niveles altos de azúcar y consumimos de manera habitual. Esto también es aplicable a la sal.

Muchos azúcares se enmascaran con otros nombres ¨más saludables” azúcar de caña integral, azúcar moreno, jarabe de maíz, jarabes o siropes de arce y ágave, miel, melazas…..y como refiere en su artículo: ¿Existen alternativas sanas al azúcar? el comidista del País, muchos de estos productos que usamos como saludables huyendo del azúcar refinado contienen elevadas cantidades de azúcar en su composición. Lectura que hago yo de esto, si eres de las mamis que como yo prefiero preparar un desayuno o merienda a mis peques en forma de bizcocho, galletas, magdalenas y creps caseros, yo intento endulzar añadiendo fruta o frutos secos dulces, y en todo caso y si optas por este tipo de azúcares “más saludables” usarlos de manera controlada y adicionar la mínima cantidad.

Como veis son muchos los factores que condicionan esta problemática pero nuestro papel como padres es primordial.

Míriam

comoconmismanitas@gmail.com

 

Creps de trigo sarraceno o harina de garbanzo

Si queréis hacer unos creps a vuestros bebés que no contengan gluten ni huevo esta es una buena opción.

foto crep sarraceno

Tanto la harina de trigo sarraceno como la de garbanzo se mezclan con agua agua. Podéis poner 1 vaso de harina de trigo sarraceno o garbanzo por 1/2 de agua. La preparación ha de ser similar  a de un huevo batido, corregir con harina o con agua y añadir aceite de oliva virgen extra. Impregnar con aceite la sartén y cuando esté bien caliente añadir la masa para hacer el crep.

Se puede presentar con frutas maduras o hechas al microondas como la manzana o con mermeladas caseras, también combinan muy bien con patés vegetales.